Cuidando la salud mental durante la cuarentena de COVID-19 es tan importante como cuidar la salúd física. A medida que los países introducen medidas para restringir el movimiento como parte de los esfuerzos para reducir el número de personas infectadas por COVID-19, más y más de nosotros estamos haciendo grandes cambios en nuestras rutinas diarias.

Las nuevas realidades de trabajar desde casa, el desempleo temporal, la educación en el hogar de los niños y la falta de contacto físico con otros miembros de la familia, amigos y colegas toman tiempo para acostumbrarse. Adaptarse a los cambios de estilo de vida como estos, y a la vez, controlar el miedo a contraer el virus y preocuparse por las personas cercanas a nosotros que son particularmente vulnerables, se puede volver un gran desafío para nosotros. Lidiar con todos estos factores ya es complicado, pero para las personas con problemas de salud mental o aquellos que son muy sensibles a estos eventos, puede ser aún más.

Afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer para cuidar nuestra propia salud mental y ayudar a otros que pueden necesitar un poco de apoyo y atención adicional.

Aquí hay algunos consejos y sugerencias que esperamos sean de utilidad.

 

 

El cerebro y corazon - Cuidando la salud mental durante la cuarentena de covid-19

 

Como ir cuidando la salud mental durante la cuarentena de covid-19

* Mantenerte informado.
Escuche los consejos y recomendaciones de las autoridades locales y nacionales. Siga canales de noticias confiables, como la televisión y la radio locales y nacionales, y manténgase actualizado con las últimas noticias de la OMS en las redes sociales. Pero, ten cuidado de no permitir que estas noticias afecten tu salud mental y te pongan en un estado de depresión, enojo, tristeza, etc. En ese caso, sería mejor evitarlas.

Hay una diferencia entre mantenerte informado para conocer el estatus real de la situación y tenerle respeto a la enfermedad y permitir que las noticias dominen tu pensamiento y afecten el equilibrio de tu salud mental.

* Ten una rutina.
Mantén tus rutinas diarias en la medida de lo posible, o haz otras nuevas específicas a esta nueva realidad durante ésta época.

– Levántate y acuéstate a una hora similar todos los días.
– Mantén tus hábitos de higiene personal.
– Come alimentos saludables a horas regulares.
– Haz ejercicio de manera regular.
– Asigna tiempo para trabajar y tiempo para descansar.
– Toma el tiempo para hacer las cosas que disfruta.

* Mantén el contacto social con otros.
Si sus movimientos están restringidos, manténgase en contacto regular con personas cercanas a usted por teléfono y canales en línea.

* Limita el uso de alcohol y drogas.
Limite la cantidad de alcohol que tomes. De preferencia, evítalo por completo y no empieces a beber si no has bebido alcohol antes. No debes usar éstas substancias como una forma de lidiar con el miedo, la ansiedad, el aburrimiento y el aislamiento social.

Además, no hay evidencia de ningún efecto protector por beber alcohol para prevenir las infecciones virales o de cualquier otro tipo. De hecho, lo contrario es cierto, ya que el uso nocivo del alcohol está asociado con un mayor riesgo de infecciones y peores resultados del tratamiento.

Y tenga en cuenta que el consumo de alcohol y drogas puede evitar que tome suficientes precauciones para protegerse de nuevo contra infecciones, como el cumplimiento de la higiene de las manos y también puede ser un factor que aumente la violencia en el hogar.

* No te excedas con el tiempo de pantalla ni videojuegos
Tenga en cuenta cuánto tiempo pasa frente a una pantalla todos los días. Asegúrese de tomar descansos regulares de las actividades en pantalla y moverte y realizar un poco de ejercicio, cuidar tu vista y no distanciarte del contacto social con las demás personas en tu hogar. Si bien los videojuegos pueden ser una forma de relajarse, puede ser tentador dedicarles mucho más tiempo de lo habitual cuando están en casa durante largos períodos.

* Redes sociales.
Use sus cuentas de redes sociales para promover historias positivas y esperanzadoras. Corrija la información errónea donde sea que la vea. No compares tu vida y tu realidad con lo que los demás publican en sus redes. Recuerda que la gente solo publica los mejores aspectos de su vida que muchas veces no reflejan con exactitud el estado de su vida.

* Ayuda a otros.
Si puede, ofrece apoyo a las personas de tu comunidad que lo necesiten, como ayudarlos con la compra de sus alimentos, tramites bancarios o cualquier otro asunto dentro o fuera de su hogar.

* Apoya a los trabajadores de la salud.
Aproveche las oportunidades en línea o en su comunidad para agradecer a los trabajadores de la salud de su país y a todos aquellos que trabajan para responder a COVID-19.

* No discrimines
El miedo es una reacción normal en situaciones de incertidumbre. Pero a veces el miedo se expresa de maneras que son perjudiciales para otras personas.

Recuerda:

  • Se amable. No discrimines a las personas por tu temor a la propagación de COVID-19.
  • No discrimines a las personas que crees que pueden tener coronavirus.
  • No discrimines a los trabajadores de la salud. Los trabajadores de la salud merecen nuestro respeto y gratitud.
  • COVID-19 ha afectado a personas de muchos países. No lo atribuyas a ningún grupo específico.

 

Silohuetas de personas de color cuidando la salud mental durante la cuarentena de covid-19

 

Si eres padre

En momentos de estrés, es común que los niños busquen más su atención. Sigue estos consejos:

  • Manten las rutinas familiares tanto como sea posible, o crea otras nuevas, especialmente si debe quedarse en casa.
  • Discute la situación actual del coronavirus con tus hijos de manera honesta, usando un lenguaje apropiado para su edad.
  • Apoya a tus hijos con el aprendizaje en el hogar y asegúrate de que también hayas reservado para jugar.
  • Ayuda a los niños a encontrar formas positivas de expresar sus sentimientos como el miedo y la tristeza. A veces, participar en una actividad creativa, como jugar o dibujar, puede ayudar con este proceso.
  • Ayuda a los niños a mantenerse en contacto con sus amigos y familiares a través de canales telefónicos o en línea.
  • Asegúrate de que tus hijos tengan tiempo fuera de las pantallas todos los días y pasen tiempo haciendo actividades físicas y artísticas como hacer un dibujo, escribir un poema, construir algo, hornear un pastel, cantar y bailar, o jugar en el jardín. Intenta que sus hijos no pasen mucho más tiempo del habitual jugando videojuegos.

 

Si eres un adulto mayor

  • Mantén en contacto regular con tus seres queridos, por ejemplo, por teléfono, correo electrónico, redes sociales o videoconferencia.
  • Mantén rutinas y horarios regulares tanto como sea posible para comer, dormir y actividades que disfrutas.
  • Aprende ejercicios físicos simples para hacer en casa cuando esté en cuarentena para que puedas mantener la movilidad.
  • Descubre cómo obtener ayuda práctica si es necesario, como llamar a un taxi, pedir comida o pedir atención médica. Asegúrate de tener un suministro para un mes o más de tus medicamentos habituales. Pida ayuda a los miembros de la familia, amigos o vecinos, si es necesario.

 

Si tienes una condición de salud mental.

  • Si estás siendo tratado por una afección de salud mental, asegúrate de continuar tomando los medicamentos según lo recetado, y de que tengas una forma de reabastecerlos. Si visita a un especialista en salud mental, descubra cómo continuar con ese apoyo durante el brote.
  • Manténte en contacto con las personas que te cuidan y que sepas a quién puedes contactar para obtener ayuda si tu salud mental disminuye.
  • Si está recibiendo tratamiento por un trastorno por consumo de alcohol o drogas, ten en cuenta que el brote de COVID-19 puede aumentar la sensación de miedo, ansiedad y aislamiento, lo que puede aumentar el riesgo de recaída, uso de sustancias, desconexión del tratamiento o incumplimiento con los regímenes del tratamiento. Asegúrate de continuar tomando los medicamentos según lo prescrito, especialmente si recibes tratamiento con medicamentos opioides como metadona o buprenorfina, y de que tengas una forma de obtener un suministro regular de tus medicamentos. Si recibes apoyo a través de un psicólogo o grupo de apoyo, averigüe cómo continuar ese apoyo durante el brote.
  • Si estás recibiendo tratamiento por trastornos del juego continua con el tratamiento si es posible. Consulta con tu terapeuta o proveedor de atención médica sobre la mejor manera de continuar con la terapia durante la cuarentena.

Artículo basado en: https://www.who.int/news-room/campaigns/connecting-the-world-to-combat-coronavirus/healthyathome/healthyathome—mental-health